4 rasgos clave de un buen estudiante universitario

Gracias a una maravillosa conversación en la la Universidad, pude reflexionar sobre los rasgos que considero contribuyen, con mucha fuerza, a que mis estudiantes sean exitosos en su desempeño universitario, y también en sus posteriores intervenciones profesionales. Me puse a pensar en cuáles son las características que más han resaltado en aquellos estudiantes, hombres o mujeres, que me han impresionado siempre en estos años como profesor. Y me resultaron 4 características: Experiencia-preparación-visión-actitud. 1- Experiencia. No es que la tengan que tener en abundancia, o con rasgos dramáticos. Es que los estudiantes universitarios siempre llegan con un nivel de experiencias tan variadas, y también tan complejas, que cuando se logra dialogar sobre ellas, descubro que si llegan a la sabiduría de aprovecharla, sus estudios cobran otro sentido. Es decir, cuando un estudiante es capaz de convertir todo lo vivido en verdadera experiencia (porque le genera conocimientos y sabiduría ponerse a reflexionar y a aprender de lo vivido), llega a saber cómo utilizar y vivenciar las experiencias de aprendizaje que le ofrece la Universidad, aunque tenga profesores desestimulantes. Los estudiantes con historias de vida familiar muy dura, pero que siguen adelante. Aquellos que han sufrido pobreza, o la siguen sufriendo, pero usan esa experiencia para seguir aprendiendo. Por ejemplo, no olvido a mi estudiante que después de vender zapatos en un mercado, se iba a la clase, y llegaba con mucho entusiasmo, interés y alegría. 2- Preparación. Aunque ésta no es la más impactante de las características, sí debemos expresarnos sobre ella en el sentido de que cuando el estudiante ha hecho esfuerzos previos para incrementar su formación, sobre todo, para enfrentar las carencias de una educación secundaria tan precaria como la de nuestros países, entonces es emocionante ver cómo va evolucionando mediante el uso de esa preparación. 3- Visión. Una estudiante, un estudiante, que sabe ver sus problemas, pero también que sabe ver cómo va a seguir adelante, cómo quiere verse a sí misma(0), que no pierde la fe ni la esperanza en sus propios esfuerzos, que tiene el empuje para poder colocar su formación actual como un motivo de vida presente, pero que hay más allá, realmente termina siendo ¡un estímulo y una admiración que no puedo dejar de sentir como docente! Por ejemplo, las madres solteras que contra todas las adversidades siguen estudiando, siguen sintiéndose libres y plenas para ejercer el derecho de ser estudiantes (y madres, y esposas, y hermanas o hijas, y mujeres), nunca terminan de ser una fuente de inspiración. 4- Actitud. Ver estudiantes con alegría, con ternura y amistad hacia sí mismos y hacia la vida, ver estudiantes que se interesan, que preguntan, que siguen siendo jóvenes porque son alegres, molestones, casi indisciplinados pero esforzados, que se niegan a sí mismo la curiosidad, la espontaneidad, la expresión libre… Ver esos estudiantes es uno de los mejores recuerdos que como profesor siempre puede uno tener. Y esta cuarta característica es absolutamente clave, determinante, absoluta cuando queremos caracterizar a los buenos estudiantes univesitarios, que son también buenos profesionales, y sobre todo, buenos seres humanos.

2 pensamientos en “4 rasgos clave de un buen estudiante universitario”

  1. La diferencia puede ser la especialidad, la profundidad y el nivel científico entre lo terciario y secundario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>